Ser madre no es impedimento: ¿Cómo cumplir mis metas siendo mamá?

Por Lissie Negrón para Psicología Avanzada

Las mujeres tenemos muchos roles, ya sean propios o impuestos por la sociedad. Desde ser trabajadoras, amas de casa, esposa, madre pero sobre todo Ser Mujer.  El siglo XXI ha venido acompañado de una apertura amplia de la Mujer y sus roles. Pero, ¿Porqué el ser madre se considera un impedimento para la autorrealización?

En siglos pasados la mujer era vista como un ser subyugado y suprimido a ser ama de casa y madre.  No podía salir de esos roles porque iba en contra de una sociedad que le había autoimpuesto lo que debía hacer, pensar y ser.  Ser madre era considerado la autorrealización máxima de cualquier mujer.  Pero hoy en día eso ha cambiado.

Ser madre ha venido ser un complemento en la vida de cualquier mujer, ha sido, en muchos casos, una elección.  Antes era una obligación ahora es una opción.  La mujer de hoy busca constantemente evolucionar, está en constante cambio para desarrollarse en todos los ámbitos por lo cual convertirse en madre no le ha sido un impedimento para crecer profesionalmente y como mujer.

Mujer virtuosa aquella que sabe ser madre, hija, hermana, esposa, amiga, administradora del hogar, enfermera, tutora, modista, chef, maestra, mecánica, plomera, estilista, secretaria, estudiante, taxista, jefa, consejera, sin descuidar lo más importante ser Mujer.

La mujer se levanta en la mañana, usualmente primero que todos en el hogar, prepara el desayuno, prepara las loncheras, verifica que todos estén listos para la escuela y que tengan todo lo que necesitan para el día. Los lleva a la escuela luego se va a trabajar, ya sea para un trabajo remunerado o como administradora del hogar, trabaja las ocho horas recoge a los niños en la escuela, los estudia les da la cena y luego los deja cuidando para ella poder ir a la universidad para poder seguir estudiando sale tarde para luego llegar al hogar y terminar los quehaceres que faltan o realizar la tarea que se le asignó para al otro día levantarse temprano y continuar.  De esta forma buscando el progresar no sólo para ella sino para la familia completa.  La mujer es el verbo hecho acción: hacen, proponen y logran.

No importa la edad, no importa la nacionalidad, no importa el físico, no importa el idioma, cuando una mujer quiere SIEMPRE PUEDE.  Muy bien dicen “querer es poder” y en nosotras eso está bien grabado.

  • ¿Porqué?  Porque nos fijamos metas y trazamos un plan.
  • ¿Cómo? Desarrollando una estrategia de hacia dónde queremos llegar.
  • ¿Cuándo? Desde el momento que tomamos la decisión. Desde YA.
  • ¿Dónde? Desde nuestro interior hacia el mundo.

A veces piensas que no puedes, que tus circunstancias no te lo permiten, que es tarde porque ya ha pasado tiempo, que la edad, los hijos, el marido, el trabajo te lo impiden.  Lamento decirte que te equivocas. NUNCA es tarde para lograr lo que te propongas.  Todo aquello que te rodea es una fuente de inspiración para buscar más por ti.  NADA es un impedimento para que crezcas como mujer, NADA es un obstáculo para alcanzar tus metas y sueños.  Los límites te los impones tú, los impedimentos te los creas tú.  Hazte las siguientes preguntas: ¿Soy feliz? ¿Tengo sueños por cumplir?  ¿Alcancé las metas que me tracé? Si la contestación es no a alguna de estas preguntas entonces el siguiente paso es preguntarte ¿Qué voy hacer al respecto?. En ti está el poder de cambiar, de hacer la diferencia, de buscar aquello que te abra un mundo de posibilidades.  En ti está que NADA sea un impedimento.